Psicología Forense

justiciaLa Psicología Forense, Psicología Jurídica, o Psicología Aplicada a los Tribunales, es una rama, o especialidad, de la psicología que trata de aplicar los conocimientos y técnicas básicas y experimentales propias de la psicología al estudio de la conducta humana en sus diferentes facetas, dentro del ámbito legal.

El Peritaje Psicológico es una herramienta legal que conjuga elementos teóricos y prácticos de la evaluación que el perito judicial realiza cuando son necesarios conocimientos científicos. De esta forma el perito ilustra, asesora y aporta conocimientos al juez o tribunal.

La psicología forense se nutre de dos disciplinas: la psicología y el derecho. Teniendo en cuenta ambas disciplinas se podría especificar que como tal se ocupa de la recolección, análisis y presentación de evidencia psicológica para propósitos judiciales, auxiliando a jueces y tribunales en su toma de decisiones.

Un aspecto importante de la Psicología Forense es la capacidad de testificar ante un juzgado en condición de perito experto, también es función de los psicólogos forenses proveer recomendaciones con respecto a las condiciones de ejecución de la sentencia y al tratamiento que debe seguir el acusado, así como cualquier otra información que el juez requiera, como la referida a factores atenuantes, agravantes o eximentes, la valoración de la probabilidad de reincidencia, la evaluación de la credibilidad de los testigos, la evaluación del daño psíquico, entre otros.

Junto con los conocimientos y habilidades técnicas específicas, el psicólogo forense debe contar con formación jurídica básica de derecho procesal y de cualquier otra especialidad del derecho en la que vaya a intervenir como perito cualificado: Familia, Penal, Civil, etc.